1 comentario

Adobe cumple con lo prometido, muchas mejoras en su Creative Cloud

Adobe_Creative_Cloud_logotype_with_mnemonic_RGB_verticalPues bien, solo han pasado cuatro meses desde el lanzamiento en junio de la versión Creative Cloud, con el todo el jaleo armado en torno al controvertido cambio del modelo de pago, y ya podemos ver como va evolucionando este nuevo modelo, con una pequeña actualización en julio y otra mayor prevista para el 15 de octubre. En mi opinión el tema de las actualizaciones era uno de los puntos claves en el nuevo modelo de suscripción, el cual me parecía positivo si realmente implicaba unas mejoras constantes en el producto. Más que esperar un año o año y medio por nuevas características, ¿porque no disfrutar de ellas cuando estén listas? Esto solo es posible en el modelo de suscripción y ahora se corrobora con las novedades presentadas hoy por Adobe de cara a la feria IBC, que se celebra en Amsterdam este próximo fin de semana.

SpeedGrade por fin permite el uso de múltiples máscaras por capa de color, una característica muy demandada. La otra gran novedad es Direct Link, que permite abrir una secuencia de Premiere Pro en SpeedGrade con todos sus clips, transiciones, fundidos, efectos, etc, tal como los veríamos en el mismo Premiere, hacer la corrección de color y enviar de nuevo para Premiere gracias al efecto Lumetri que se aplica en Premiere, además todas las veces que sean necesarias. Pero no es oro todo lo que reluce, tiene sus limitaciones. Una de las cosas que permite Direct Link es el soporte de todos los formatos que puede abrir Premiere: MXF, AVCHD, AVC Ultra, Sony XAVC, Sony raw, Panny P2, etc. pero solo a traves de este modo directo, no de forma nativa. Sin duda es un avance, pero limitado. Por otra parte falta conocer en más detalle su mecánica de uso y que compromisos implicará. Otra adición bienvenida es la licencia de las Luts creativas de SpeedLooks, que proporcionarán emulación de texturas fílmicas de alta calidad. Realmente la lista de mejoras en SpeedGrade no es muy grande, esperemos ver en un futuro no muy lejano un nuevo tracker más eficaz y rápido o nuevas herramientas de color como curvas de hue, entre otras demandas.

En Premiere Pro se ha mejorado el soporte de forma nativa de ficheros raw: Red Dragon 6K, Sony raw, Phantom cine, e incluso ha vuelto la lectura de cinemaDNG, con mayor rendimiento gracias al debayering mediante GPU, habrá que ver si en tiempo real, y se han incorporado también nuevos formatos como el XAVC Long GOP de Sony y AVC Ultra Long GOP de Panasonic. Todos estos nuevos formatos implican disponer de un equipo poderoso (no será fácil trabajar con ficheros 4K, o incluso mayores) pero si no es el caso también se ha mejorado el trabajo con proxies, con un enlazado más avanzado y la novedad de que ahora se pueden editar los parámetros de la secuencia, permitiendo hacer la edición en baja resolución y finalizar a la resolución final, con corrección de color avanzada a traves de Direct Link en SpeedGrade. Suena muy bien 🙂  Bienvenida es la sobreimposición en cualquiera de las ventanas de monitor (programa o fuente) de los metadatos que queramos, como código de tiempo, nombre de los clips o los  comentarios de los marcadores, una funcionalidad bastante util.

Para mi uno de las mejoras más importantes introducidas con esta actualización es la inclusión de Luts y sobreimpresiones (como el código de tiempo) en Adobe Media Encoder. Esto permite el uso de AME para la creación de dailies en rodajes de cine. Y la inclusión de importar secuencias XML añade muchas posibilidades como advierte Bart Walczak en su blog.

En After Effects se ha mejorado los efectos Warp Stabilizer y 3D Camera Traker, disminuyendo su tiempo de analisis gracias al proceso multihilo, y se ha añadido un planar tracker simple con Mask Tracker. Con Mask tracker se simplifica en gran medida el trackeo de máscaras, pues permite el siguimiento de la forma con cambios de posición, tamaño y perspectiva, espero que con independencia de la forma de la mascara, lo que posibilitaría una rotoscopia muy precisa, al estilo de Mocha. Ya me gustaría ver este tracker en SpeedGrade. No estará al  nivel del tracking planar de Mocha, pero es un buen añadido, como el efecto de preservar el detalle en reescalados (Detail-Preserving Upscale), a la hora de usar por ejemplo material de archivo estándar en composiciones de alta definición.

Estas son solo algunas de las novedades que me han llamado la atención en esta actualización de Creative Cloud. Seguro que cada usuario encontrará otras más utiles. Más detalles y la lista completa en los blogs oficiales de las aplicaciones de Adobe: SpeedGrade, Premiere Pro, After Effects, Prelude y Adobe Media Encoder. Más información también en Adobe TV con vídeos demostrativos en su página dedicada al IBC 2013.

Volviendo al comentario inicial, creo que Adobe transita por el camino correcto. Sus aplicaciones están incorporando opciones avanzadas junto con  pequeñas mejoras que el usuario agradece. El modelo de suscripción le permite ser mas flexible con las actualizaciones e implementar con mayor rapidez y facilidad las demandas de los usuarios y responder mejor a los nuevos retos del sector. Cierto que tenía mis dudas pues el modelo ya llevaba un año de prueba antes de su adopción definitiva, pero por lo visto en estos pocos meses se han disipado por completo. Y espero que Adobe continúe por el mismo camino.

Un comentario

  1. Manolo

    Sobre el tema de la actualizaciones, quiero hacer un comentario sobre dos pequeñas novedades en After Effects. Ahora tenemos un comando para centrar el punto de rotación (anchor point) de una capa a su contenido en ese momento, muy util cuando se usan máscaras, y una nueva ópcion al precomponer para que la nueva compo tenga la misma duración de la capa de origen. Estas dos pequeñas novedades, seguramente muy solicitadas desde hace años pues son muy prácticas (ahorran varios pasos, o sea tiempo), creo que se han implementado ahora gracias al modelo de suscripción. En mi opinión, en el modelo de licencias anterior, posiblemente se hubiesen quedado atras ante la necesidad de presentar rutilantes y maravillosas características que vender.

    Dudo que estas dos pequeñas mejoras hubiesen vendido una licencia, pero nos hacen la vida más fácil a todos los que usamos After Effect a diario.

Leave a Reply