2 comentarios

Tribulaciones con Resolve y SpeedGrade, parte 3

Termino aquí esta serie, esta vez centrado en Resolve pues por fin he finalizado mi primer trabajo enteramente con BMD DaVinci Resolve. Trabajo modesto, hay que decirlo, pues solo se trata de un corto promocional de cinco minutos, y más bien un ejercicio de aprendizaje, en un entorno no controlado del todo (mi equipo casero), aunque el resultado se usará en la promo final. La experiencia ha sido muy positiva, pues el programa se ha comportado de forma muy estable y los problemas con los que me encontré los pude solucionar rápidamente gracias a su excelente manual.

En un principio quería usar como fuente un XML generado por Premiere Pro, debido al uso de curvas de transparencia en varios clips (ya que estas son soportadas en el XML), y también para probar el round trip con Premiere. Pero me encontré con un grave problema de rendimiento debido al códec h.264 del material original (Canon 5D MkII). Éste se reproducía a trompicones, a veces en tiempo real, la mayoría de las veces a menor cadencia, cuando no a saltos. Para colmo también me aparecía el error del QTDecoder, que se colgaba teniendo que reiniciar de nuevo Resolve. Es una pena que Resolve en Windows tenga que utilizar como base Quicktime, una aplicación de 32 bits muy parcheada e inestable, y como no tiene soporte para ficheros AVI la única alternativa posible es la secuencia de frames, que conlleva tener más almacenamiento y sobre todo un disco rápido (afortunadamente dispongo de un SSD que da 220 Mb/seg sostenidos). Así que preparé una nueva timeline en Premiere para exportar una secuencia de DPXs y una EDL para conformar por el método del reverse assemble. Ahora si, el material en formato DPX se reproduce con fluidez en Resolve.

La interficie general de Resolve durante el trabajo,La interficie general de Resolve durante el trabajo.

Ya podía empezar con la corrección en si. Lo primero que me sorprendió fue la suavidad al mover los controles de color con el ratón. Ya sé que lo suyo es usar una superficie de control, pero el uso del ratón no significa que no puedas usar el programa. Además en Resolve puedes pulsar con el ratón en cualquier parte de la rueda de color (junto con la tecla shift), no necesitando arrastrar el ratón. Y el modo de viewer ampliado ayuda mucho en configuraciones (como la mía) de única pantalla. Utilizar los controles de color no supuso ningún problema, es lo mismo en todos los programas, las dificultades comenzaron al usar las mascarás y animarlas. El tracker funciona de maravilla, pero ¿y para animarlas a mano? Aquí tuve que consultar el manual: no se hace en la ventana del tracker, si no desde el panel de keyframes. Lógico, pero te confundes al principio viendo todas las opciones del tracker. En realidad parece más difícil de lo que es, pues el panel de keyframes es bastante sencillo cuando se conoce como funciona, aunque no ayuda el que los valores numéricos no cambien progresivamente (en el GUI) de acorde con los valores de los keys, esto confunde hasta que se sabe que es así. Además, si estas acostumbrado al trabajo con keyframes en After Effects, Resolve trabaja al revés, quiero decir que primero hay que establecer el key y luego modificar lo que quieras animar. Así es también en SpeedGrade, por lo que parece que es la filosofía en los programas de color.

Mi primeros keys: en realidad solo quería animar el valor gain output del panel Key, que por cierto, se representa en el timeline de keyframes bajo la etiqueta Defocus (?).Mi primeros keys: algo confusos los primeros pues en realidad solo quería animar el valor gain output del panel Key, que por cierto, se representa en el timeline de keyframes bajo la etiqueta Defocus (?).

Una vez hecho el trabajo me he dado cuenta que no empleé las curvas, bueno las de color, pues las de saturación y hue si las usé en varios planos. Si bien las curvas de color no son una de mis herramientas preferidas, se debe también a la falta de costumbre, pues si se emplean correctamente (pues es fácil posterizar una imagen con las curvas de color) es otra herramienta más.

Lo que si noté durante la sesión fue que su proceso de trabajo de corrección de color no es tan rápido si se compara con SpeedGrade. Por ejemplo una de las acciones más frecuentes, copiar correcciones entre planos, solo conlleva la pulsación de una tecla en SpeedGrade, en Resolve necesitas o bien usar la vista con la linea de tiempos y desplazarte con el ratón hasta el plano que quieres copiar, o usar el menú contextual (no tiene atajo de teclado) en un still de la galería. Este tipo de acciones al repetirlas mucho en una sesión de trabajo al final tienen su importancia en el rendimiento general de cada programa. Es verdad que SpeedGrade es un programa menos complejo que Resolve, con muchas menos opciones (SpeedGrade no tiene menú contextual por ejemplo), pero también es posible que el diseño de Resolve este condicionado al uso del panel de Blackmagic, con el que se podrá seguramente trabajar a mayor velocidad. Esto se nota al utilizar el cualificador HSL, pues no puedes mover con el ratón la representación gráfica de la zona seleccionada, sino mover sus valores numéricos.

Como la promo ya tenía una corrección previa, para comparar la nueva use un render de la anterior importada en modo offline. Esto es más fácil de hacer en Resolve que en SpeedGrade, donde hay que usar un segundo timeline, sin embargo Resolve no permite la reproducción simultanea, lo que le resta eficacia.

Bien, una vez superada su elevada curva de aprendizaje, Resolve se ha mostrado como el gran programa que es. Esperemos que en próximas versiones se puedan usar ficheros avi, que actualmente me parece su principal carencia. Mi próximo trabajo serio seguramente será ya con DaVinci Resolve.

2 comentarios

  1. Yoyi

    como dices, creo que te falta experiencia en el programa si te parece que pegar grades es lento.

  2. Manolo

    Muy bien, pues explica como hacerlo más rápido, estoy muy interesado en ello.

Leave a Reply