5 comentarios

La edición offline-online y el conformado

Hasta ahora siempre había editado directamente con el material disponible, ya fuese DV o HD. El ser el único editor y administrador de los equipos en los que trabajaba me permitía organizar los trabajos de edición de este modo. Me encargaba enteramente de la captura, edición y finalización del proyecto. Es el escenario habitual en las pequeñas productoras donde todo el trabajo se hace internamente. Pero en las grandes producciones la cosa cambia, siendo más común la edición offline-online y la división del trabajo entre varias etapas y profesionales, incluyendo empresas externas. Aquí aparecen nuevos términos como edición offline-online y conformado.

La edición offline-online tiene su historia. Empezó a usarse cuando aparecieron los primeros sistemas de edición no lineal, para diferenciar la fase de finalización en las salas de edición lineales tradicionales (capaces de la máxima calidad trabajando con magnetoscopios profesionales) del material editado con los novedosos sistemas no lineales, que solo eran capaces de trabajar con material digitalizado de poca calidad (debido a la baja resolución y alta compresión consecuencia de la tecnología disponible en ese momento). La mayor versatilidad y creatividad que proporciona la edición no lineal (llamada offline porque solo trabajaba con una copia del material original) era luego recreada en la edición online con el material bueno mediante el proceso llamado assemble.

Con el tiempo la tecnología avanzó en potencia de proceso y capacidad de almacenamiento y fue posible digitalizar el material sin perdida de resolución y sin compresión (los sistemas uncompressed). Si bien en los proyectos de poca duración (como spots de TV) se podía trabajar enteramente con el material sin compresión (eliminando la etapa offline), en los proyectos largos era aconsejable continuar con el proceso de edición offline usando material con alta compresión y/o menor resolución, para eliminar la necesidad de costosos equipos, que finalmente sería redigitalalizado sin compresión, y únicamente el material usado en el montaje final. Este proceso llamado conform es equivalente al anterior assemble lineal.

Este proceso de conformado donde se sustituye el material offline por el material de calidad  es clave para una óptima finalización del trabajo, y aunque está bastante automatizado no está exento de problemas, debido a la naturaleza de los elementos de distinta procedencia que están involucrados en el proceso. Es muy común el empleo de diversos formatos de vídeo, códecs, softs de edición y plataformas informáticas, que contribuyen a dificultar el proceso.

Para realizar el conformado existen protocolos estandarizados que facilitan el proceso. De la edición lineal se ha mantenido la EDL (Edit decision list), una lista sencilla de los eventos de edición en la secuencia (hay varios formatos pero el más extendido es el CMX 3600), y se han creado nuevos formatos de intercambio, mas avanzados, como AAF, XML y OMF (estándar en el mundo del audio). Si bien el XML se va abriendo camino, la antigua EDL todavía se usa extensivamente, sobretodo para enviar proyectos a equipos de color grading y finalización como Scratch, Speedgrade, Resolve o Nucoda.

Un ejemplo de  EDL, con varios eventos de edición y las columnas de código de tiempo Source IN, Source OUT, Record IN y Record OUT

El principio básico del proceso de conformado es el reconocimiento, en el material de vídeo disponible, de los eventos de la lista de edición. Para ello las herramientas de conformado deben permitir la comparación por nombre, reel (tape) y sobre todo por código de tiempo, tanto Source como Record, permitiendo la máxima flexibilidad en el proceso. Es norma el uso de múltiples condiciones de igualación, offset de código de tiempo, asignación manual de nombres, búsqueda en árbol de carpetas, conformado manual si fuese necesario, etc. En el fondo se trata de modificar la lista de edición de tal forma que sea posible encontrar y enlazar el material de imagen correspondiente.

Una de las técnicas más usadas es el reverse assemble, cuando el material llega ya preconformado, es decir, un render de la edición, bien como único clip o secuencia de frames, y que mediante esta técnica se separa en clips, reconstruyendo la edición original, utilizando el código de tiempo Record de la EDL. Aquí destaca Speedgrade por su sencillez, basta simplemente con arrartrar la EDL desde su ventana de ficheros sobre el clip en el timeline. Estas sofisticadas herramientas de conformado se encuentran en los programas de finalización de alto nivel ya mencionados. En Internet hay disponibles varios tutoriales, por ejemplo en las páginas de soporte de Scratch, Nucoda o Marquise Rain.

En estos últimos meses he estado trabajando en dos proyectos en los que he empleado técnicas de conformado: uno desde edición offline y otro con conformado de Pal a HD. Intentaré explicar el proceso que he llevado a cabo en cada uno.

El primero, un documental de una hora para TVE, fue rodado con cámara P2 de Panasonic en formato 1080i, pero también incluía abundante material de archivo, viejas películas de los años 50-60 del pasado siglo, telecineadas a Pal, más numerosas fotografías. La edición offline se hizo externamente con FinalCut Pro, con copia del material P2 en formato Quicktime DV Pal, y el conformado en nuestro estudio con Premiere Pro CS5 en plataforma Windows, ya con el material original MXF, y la postproducción-finalización en After Effects.

Primeramente se consolidaron las numerosas tarjetas P2 (más de 100) en un número más asequible para trabajar, en este caso por días de rodaje, en total 18 tarjetas. También para el editor offline es más fácil trabajar con una estructura de directorios más simple.

Afortunadamente las últimas versiones de Premiere leen el formato XML de FinalCut, con lo cual el proceso de intercambio es muy sencillo, pero estaba el problema de asignar los ficheros .mov con sus correspondientes MXF. Tenemos la opción de dejar los clips como offline y posteriormente reenlazarlos con el comando Relink, pero lo que hice fue modificar el fichero exportado desde FinalCut. Ya que el formato XML (eXtensible Markup Language) no deja de ser un fichero de texto, se puede leer y manipular con un editor de texto, en este caso utilizé Notepad++, y con su herramienta de búsqueda y sustitución cambie todas las terminaciones .mov por .MXF. Gracias a este pequeño truco evité lo que podría haber sido una tediosa e interminable tarea de asignación de fuentes.

Gracias a Notepad++ es posible cambiar facilmente todas las extensiones de vídeo del fichero XML

En este caso Notepad++ se utilizó como herramienta de conformado de Premiere. Una vez leído este XML modificado, en Premiere se reasignaron los ficheros MXF por carpetas, las dieciocho que consolidé en una primera etapa, y listo: la secuencia de FinalCut en Premiere. Por supuesto siempre hay algo que no queda igual, alguna transición, algún acelerado de clip, etc, que mediante un render de referencia se debe reconstruir e igualar con la edición original.

El segundo proyecto tiene que ver con la entrada anterior, ya que el ordenador que ensamblé fue precisamente para acometer este proyecto.  Se trata de una serie documental de ocho capítulos para la Televisión Canaria, rodada en HD (720p y 1080i) pero editada mediante Premiere CS3 en formato estándar (Pal 16:9), con el downscaling hecho por el hardware de salida del magnetoscopio. Una vez finalizada surgió la oportunidad de su venta internacional, pero con la condición de que estuviese en HD, así que hubo que recapturar todo el material de nuevo. Con el nuevo equipo y Premiere CS5.5 el proceso se hizo con rapidez, se recapturo cada proyecto, convirtiendose los clips 720p a 1080i mediante el Adobe Media Encoder. La mayor dificultad fue reconstruir la postproducción, pero en aproximadamente veinte días naturales los ocho capítulos estaban ya listos para su venta en flamante Alta Definición.

5 comentarios

  1. Pingback: El arte del conformado | digitalfrozen

Leave a Reply