2 comentarios

Imagineer y su planar tracking

mocha_logo_reflective_v1Por regla general encontramos herramientas comunes entre los distintos programas de composición, cada una con su particular implementación, con mayor o menor acierto, pero cuyo funcionamiento en el fondo es el mismo: pintura, keyingtracking, rotoscopia, expresiones, composición nodal, y así un largo etcétera. Como excepción a la norma tenemos el planar tracking (tambien denominado 2.5D tracking), cuya única implementación conocida la encontramos en las herramientas de Imagineer Systems, y que podemos disfrutar con Mocha AE, la versión que viene con cada copia de After Effects.

En vez de rastrear pequeños patrones (podríamos llamarlos puntos) como intenta el tracker clásico, tanto en sus versiones 2D (de 1 a 4 puntos) como 3D (numerosos puntos formando una nube tridimensional) en el planar el objetivo es rastrear amplias superficies que conformen planos o que se puedan asociar como uno de ellos (una cara, por ejemplo). Esta técnica conllevas varias ventajas: gran precisión en complejos movimientos, el plano (u objeto) puede parcialmente salirse de cuadro (entorno) en gran parte sin pérdida de seguimiento, y es prácticamente inmune al grano y al motion blur (los peores enemigos para el tracking puntual), entre las más evidentes. En suma, es una herramienta poderosisima para trabajos de tracking.

A pesar de las claras ventajas de esta técnica, solo la empresa Imagineer Systems ha logrado crear aplicaciones en torno a ella. La empresa fue creada por dos estudiantes universitarios ingleses en 2000 y al siguiente año presentó su primer producto, Mokey, especializado en la limpieza de elementos no deseados (wire y rig removal), dos años mas tarde presentó Monet, pero especializado en la sustitución y posicionamiento de elementos (etiquetas, pantallas, signos, etc). Apoyado en la  técnica del planar tracking Imagineer creo una gama completa de software para tareas especificas, todos comenzando por la silaba Mo (de motion): Mokey, Monet, Motor (rotoscopia), Mocha (tracking) y Moxel. Pero a esta dispersión de aplicaciones especializadas añadió un gran handicap, un precio muy elevado, solo accesible a muy pocos clientes.

En el NAB de 2008 presentaron una nueva propuesta, Mogul, una plataforma abierta y colaborativa para trabajos de VFX, un nuevo sistema de finalización que debería rivalizar con aplicaciones como Flame e Inferno de Autodesk, o sea, dirigido a la parte alta del mercado. Pero algo debió suceder después, quizás una pobre respuesta del mercado, o la actual crisis económica que empezaba a manifestarse, ya que a principios de 2009 la compañía anunció un cambio de planes, abandonando su apuesta por Mogul y bajando de forma drástica los precios de todos sus productos, ampliando su base de potenciales clientes. Ya meses antes habían dado un paso significativo con su acuerdo con Adobe respecto a Mocha.

mocha_1La nueva interficie de Mocha, más ordenada y sencilla.

El siguiente paso lo dieron en 2010, al abandonar la dispersión que conllevaba la especialización de tareas en distintas aplicaciones y convergerlas todas en un único producto, Mocha Pro, lanzado hace pocos meses. Con una nueva arquitectura de 64 bit y una mejorada interficie, Mocha Pro reúne y simplifica todo el proceso basado en el tracking planar, ya no mantiene las herramientas de composición de Mokey y Monet (como el Warper, la herramienta Patch, la extracción de sombras y altas luces, corrección de color, keying, etc), en vez de ello se concentra en auxiliar a los programas de composición ofreciéndoles mediante exportación sus excepcionales herramientas de tracking y rotoscopiado. Todo ello a un precio asumible.

mocha_2Aquí podemos ver la gama de programas a los que exporta sus datos, muy completa.

De varios programas muy especializados y caros se ha pasado a uno solo, más potente y fácil de utilizar además de accesible. Un cambio radical, materializado en tres versiones del programa. En el canal de Imagineer en Vimeo tienes muchos ejemplos y tutoriales sobre su uso.

Si bien había usado Monet esporadicamente en el pasado, ahora con Mocha estoy empleando el tracking planar más a menudo, debido a su facilidad y los fantásticos resultados que proporciona. Sirva como ejemplo este plano (del cortometraje Rhythmus (2011), producido por Digital 104, dirigido por Jairo López) retocado para eliminar el reflejo del operador de cámara en un escaparate. También se podría arreglar con las herramientas nativas de After Effects, pero el grano y motion blur del plano aconsejaban realizarlo con Mocha, con un resultado rápido y efectivo.

Get the Flash Player to see this content.

2 comentarios

Leave a Reply