2 comentarios

Introducción al uso de proxies con Premiere Pro 2015.3

Lo que parecía ya parte del pasado, la edición offline, ha vuelto con fuerza con la proliferación de la captación en resoluciones de 4K y UHD, sobre todo si se usan maquinas poco potentes. La diferencia es que antes se exportaba una EDL o XML para conformar en los programas de finalización, y ahora también el mismo programa de edición puede finalizar usando los ficheros originales. FCPX ya disfrutaba de ello, y ahora este workflow con proxies lo incorpora Premiere Pro en su última versión de junio 2016.

Hay que decir que trabajar con proxies es posible con Premiere Pro desde hace años, pero no de forma tan fácil como ahora. Se necesita cierta intervención por parte del usuario, gestionando su creación y almacenamiento, mas algún que otro truco, como escamotear a Premiere Pro los ficheros proxies para obligarlo a enlazar con los originales, una vez acabada la edición. Este método lo estoy empleando ahora en el montaje de un documental rodado con cámara DSRL, cuya directora puede montar sin problemas en su pequeño portátil usando proxies a menor resolución y con codec Prores LT.

El nuevo workflow con proxies nativo de la última versión es mucho mas sencillo, con mínima intervención del usuario. Se puede decir que la principal es crear los presets para la codificación, pues si bien se pueden usar los que vienen por defecto, seis preajustes con códecs h.264 y Cineform, estos tienen algunas resoluciones extrañas, como 1024×540 o 1536×790, y algunos ajustes no son los mas apropiados. Por supuesto, usar proxies requiere espacio adicional de almacenamiento, a veces superior al usado por el metraje original de cámara. Es uno de los inconvenientes de su uso. Por esta y otras razones es mejor crear presets propios, y como códec recomiendo usar el códec Cineform, pues al ser I-frame permite un recorrido rápido atrás y delante (scrubbing) preciso y suave tanto en la ventana de source como en el timeline (sin el tironeo típico de  los códec LongGop como el h.264), y sus cinco niveles de compresión permiten ajustar el espacio a ocupar.

La nueva ventana de creación de proxies, tal como viene por defecto.

La nueva ventana de creación de proxies, tal como viene por defecto.

Para aquellos poco habituados a usar el códec Cineform, este se encuentra dentro del formato Quicktime. Supongo que ya sabéis que Quicktime para Windows ha sido abandonado por Apple, no recibiendo mas actualizaciones (incluso hay que forzar su instalación en Windows 10). Por tanto la recomendación es desinstalarlo en sistemas Windows para evitar posibles problemas de seguridad. Pero esto no significa que vaya a dejar de usarse como contenedor, al contrario, con códecs como ProRes (ahora dominante en la industria) y Cineform le queda mucho recorrido. Así por ejemplo desde este año los programas de Adobe tienen sus propias librerías para usar ficheros Quicktime sin que el framework de Apple este instalado en el sistema (por lo menos en Windows), y el resto de los programas tienden a ello, si es que ya no las tienen. Eso si, este soporte nativo por parte de Adobe solo usa los codec principales como ProRes, Cineform o h264, otros mas antiguos y de poco uso seguramente no. Este artículo lo aclara. La gran baza del códec Cineform es que es multiplataforma (Adobe no puede escribir ProRes en Windows), intraframe, con compresión variable y profundidades de color de 10 y 12 bits, sirviendo tanto para proxies como para el master final (en este caso usando su máximo nivel de calidad 5).

Los preajustes para los proxies se crean en el Media Encoder, supongo que por la sencilla razón de que será el programa encargado de su codificación. Primero creamos un preset para la codificación (menú Preset>Create Encoding Preset…). Como dije, dependiendo del tipo de fichero original se debe crear el preset del proxy. Por ejemplo, con material original DSRL HD suelo usar Cineform con una resolución de 960×540 con calidad 1 (mayor compresión y por tanto menor espacio ocupará el fichero proxy). Con material UHD o ficheros raw de Arri Alexa o Red Dragon podemos emplear resolución 1920×1080 y aumentar la calidad hasta 3, que tiene una buena relación compresión/calidad.

Las dos ventanas donde se crean los preajustes. La primera es la ya conocida para codificar y la segunda es la nueva de ingesta.

Las dos ventanas donde se crean los preajustes. La primera es la ya conocida para codificar y la segunda es la nueva de ingesta.

Segundo, tenemos que crear un preset de ingesta, también en el Media Encoder (Preset>Create Ingest Preset…). Le damos un nombre, y pinchamos en la opción Transcode files to destination, y seleccionamos como formato Quicktime, y nos debería ya seleccionar el preset de codificación creado en el paso anterior, sino lo buscamos entre los presentes. Nos pedirá también que seleccionemos una ruta donde guardar los proxies, podemos darle cualquiera, pues lo normal es que optemos luego por la opción de crear los proxies en la misma carpeta que los ficheros originales (en carpeta aparte, claro). Si no es así si debemos ser precisos en esta ubicación. Y ya esta. Como su nombre indica (preajustes de ingesta) Premiere Pro ahora también permite copiar los ficheros desde la tarjeta al disco duro, incluso con verificación MD5 (la estándar), usando la opción Transfer, pero de esto podemos hablar en otro momento.

Aquí podemos ver los nuevos presets ya guardados en el Media Encoder.

Aquí podemos ver los nuevos presets ya guardados en el Media Encoder.

Ya en Premiere Pro, tenemos dos opciones, o bien importar los ficheros originales y despues crear los ficheros proxies, cuando lo creamos conveniente, o indicarle al programa que al importar cualquier fichero automáticamente haga los proxies. Si optamos por la primera, una vez importados los ficheros de la forma habitual, al momento o días después, hayamos editado o no, solo tenemos que seleccionar todos los ficheros de queramos y con el menu contextual seleccionar Create Proxies... que nos abre la ventana de creación de proxies. En esta ventana, como vemos si seleccionamos Quicktime, no tenemos el preset de ingesta creado antes, por tanto tenemos que cargarlo de forma manual pinchando en Add Ingest Preset. Los presets se guardan en C:\Users\\Documents\Adobe\Adobe Media Encoder\10.0\Presets, donde encontraremos los dos ya creados, y seleccionamos el de ingesta, claro. Ahora ya lo tenemos cargado. En la parte inferior vemos el destino de los proxies, por defecto viene seleccionado junto a los originales, en una carpeta Proxy, pero podemos optar por la ruta especificada al crear el preset o bien darle otro destino. Si tenemos espacio en el disco duro, junto a los originales es una buena opción.

Menú contextual para la creación de los proxies de forma manual.

Menú contextual para la creación de los proxies de forma manual.

En cuanto le demos al OK, se abre el Media Encoder y empezará automáticamente a codificar los proxies. Podemos seguir trabajando con Premiere Pro o esperar a que acabe. La última acción necesaria en Premiere Pro es tener a mano el activador de los proxies, para ello abrimos la ventana de mas opciones (o editor de botones) de la ventana Program pinchando sobre el signo + de la derecha, y arrastramos el icono Toggle Proxies a la barra de herramientas. Cerramos  la ventana.

Arrastrando el icono al espacio de trabajo ya tenemos el interruptor disponible.

Arrastrando el icono al espacio de trabajo ya tenemos el interruptor disponible.

Ya esta, ahora ya podemos continuar trabajando en Premiere Pro de la forma habitual, por ejemplo creando una secuencia y editando un par de clips. Pasar al modo proxy solo consiste en darle al interruptor, así de simple. Que queremos ver los originales, desactivamos el modo proxy. Eso es, se puede pasar entre un modo y otro simplemente usando el interruptor. Para el render por supuesto siempre se usan los ficheros originales, independientemente del modo seleccionado.

Como dije antes, también tenemos la opción de hacer automáticamente los proxies de todo fichero al importarlo, activando la opción en los ajustes del proyecto (File>Project Settings>Ingest Settings…). Funciona igual, solo que se hace en la importación de los archivos y no permite seleccionar sobre que ficheros hacer los proxies. Aparte de generar proxies, este ajuste tiene otras funciones, como copiar el material desde las tarjetas al disco duro (incluso con verificación MD5), transcodificar el material a otro codec, o copiar y hacer los proxies. Muy útil.

En los ajustes de ingesta se puede activar la creación automática de proxies, mas otras opciones.

En los ajustes de ingesta se puede activar la creación automática de proxies, mas otras opciones.

Como ven es muy sencillo el workflow, lo mas lioso puede ser la creación de los preajustes, que tampoco es muy complicado. Luego habrá que ver como se comporta con una edición pesada, con gran cantidad de clips y secuencias, títulos, efectos, compos de After Effects, etc. Pero como primera versión creo que esta muy bien, hay que darle un notable a Adobe.

2 comentarios

  1. nop

    Hola, has detectado algun problema de “congelación” del soft con el uso de los proxys en esta versión de 2017?

  2. Manolo

    Hola. No, lo he usado en dos proyectos, y no recuerdo ningun problema así, mas alla de que a veces tiene algún comportamiento erratico al pasar entre proxies y ficheros originales, pero nada que impida seguir trabajando. La penúltima versión (la anterior a la de este mes) arreglaba varios problemas con los proxies, no se si es la que has estado usando.

Leave a Reply